Vivo en Vilanova. Cuando mi hija Marina tenía 9 años ,mis padres le regalaron a una casita de muñecas para montar. Yo hacía labores de punto de cruz, patchwork y manualidades y a Marina también se le daban bien, aún así, tardamos más de dos años en montarla entre las dos.

     No conocíamos a nadie en este mundillo y nos costó un poco. Un día, por casualidad, vimos en una tienda publicidad sobre la Feria de Casas de Muñecas en Cubelles, decidimos ir a visitarla y allí nos encontramos todo un mundo en miniatura, conocimos gente y nos entusiasmamos tanto que al año siguiente llevamos nuestra casita.            

     Hicimos amistad con Ana Mª y con todo un grupo entusiasta de las minis y nos invitó a nuestra primera kedada de intercambio en su casa, de allí a donde estamos ahora.

     Ahora estoy a punto de acabar mis estudios sobre encaje de bolillos en la Escola de Puntaires de Barcelona y me encanta hacer piezas de bolillos en miniatura.

     Hace un tiempo, una amiga de Granada me enseñó la taracea y ahora decoro muebles pequeños con esta técnica.

     Mis padres están súper orgullosos de ese primer regalo al que han seguido otra casita y un faro.

 

WEB : http://www.blancaminis.es.tl/ 

  Artesana Cultural